martes, 17 de octubre de 2017

Monedero antiguo


Hola a todos.

El trabajo de hoy es una "restauración" y lo pongo entre paréntesis porque no soy restauradora.
Sólo soy aprendiz de joyera con buena intención y mucha paciencia.

En la familia hay algunos tesorillos con mas valor sentimental que otra cosa.



Este monedero de cota de malla de mi abuela ha ido perdiendo anillas y alguien, con muy buena intención, lo cosió para que no fuese deshaciéndose.




Después de que unos joyeros "de verdad" decidieran que no merecía la pena arreglarlo, ha llegado a mis manos para intentar hacer algo.

Lo primero es tomar un par de medidas, el diámetro de la arandela y el grosor del alambre.



He tardado algún tiempo en encontrar un alambre del grosor tan minúsculo que necesita el monedero.  

De hecho en una primera prueba encontré uno un par de décimas mas grande y se nota un poco la diferencia. 

Como sois lectores fabulosos de vista de halcón no voy a haceros el zafio círculo de paint rojo para que veáis qué arandela es la nueva.

Más tarde he encontrado un alambre mas apropiado. aunque también es un poco gordo porque cuanto mas fino mas endeble. de hacho yo estoy usando alambre galvanizado y el original debe de ser alpaca porque es mucho mas duro.

Aprovecho para enseñaros a hacer arandelas.
Se enrolla el alambre en un cilindro.
Se corta un inicio. Lo mejor es cortarlo con sierra de joyería para tener un corte recto pero vale un cortacables, aunque hace un corte en V un poco antiestético. 
Se corta justo debajo. 
 y ya tenemos una arandela.











Para las fotos he usado un rotulador pero yo lo he hecho con un cable porque necesito un diámetro interior de 2,5mm.


Después de hacer y deshacer varias veces y dar con la cabeza en la mesa gritando "¡NUNCA LO CONSEGUIRÉ!" como el que tocaba el piano en Barrio Sésamo, al final dí con la trama y conseguí rellenar un agujero. 


Aún me queda curro por delante, asique os dejo y voy a lo mío.


Besitos

jueves, 5 de octubre de 2017

Cuaderno de dibujo de gomaeva

Ya he empezado a hacer mis inventos con ayuda de mi niña.

Esta vez hemos hecho una libreta personalizada para sus dibujos.

Necesitamos: hojas A4, hilo blanco (resistente) gomaeva, cartulina, cola blanca o pegamento acrílico para Gomaeva.

Primero hacemos grupitos de hojas dobladas a la mitad.



Les hago los agujeros previamente con un clavito para no dejarme los dedos pasando la aguja con el hilo. Vera cosió la mayoría de los grupos de A4.

Cuando ya tienes 4 o 6 grupos hay que darles 2 o 3 puntadas mas para unirlos todos a una cartulina para que formen el tomo entero.



Esto es lo mas tedioso porque hay que hacer nuditos por cada lazada y que quede bien prieto.

Ahora viene lo mas creativo.

se dibuja sobre la gomaeva con pintura acrílica.

Se recorta según un patrón porque luego hay que doblar solapas, como cuando forras los libros del cole.  y reforzamos por dentro con la cartulina las tapas para que queden duritas.



Pegamos al centro el taco de hojas que habíamos preparado con antelación y aquí es donde echamos en falta las herramientas de un encuadernador porque con una prensa y un torno de esos que sujeta todo esto nos ahorraríamos el estar sujetándolo durante un buen rato, jejeje.
Una vez puesta a prueba nuestra paciencia, solo queda terminar de pegar las solapas para dentro y ahora si, dejamos una montaña de libros atrapando y prensando esto.

En definitiva un buen ratito entretenidas y ella con su cuaderno de dibujos hecho prácticamente con sus manitas.





Sé que os he tenido muy abandonados a mis 4 seguidores favoritos, prometo ir publicando mas cositas.

martes, 10 de enero de 2017

Llavero Marshall

Hacía mucho que había visto este tipo de llaveros, me encantaba la idea de poder usar un Jack de llavero y al llegar a casa "pinchar un poco de musica"

En estas fechas tan señaladas (como decía el "emérito") he tenido que hacer determinado regalo y ya está... no hay excusa.
 

Manos a la obra.


Necesitaba comprar una cajita, a poder ser con cantos redondeados y fondo suficiente para que quepa el conector.
Unos conectores Jack machos y hembras. Unas anillas de llavero. Un cable resistente ( unos trozos)
Para forrar la caja necesitaba Gomaeva negra, y una gomaeva de tacto de toalla para imitar el altavoz.
Una tira de aluminio de embellecedor. Esa la tenia en el taller, entiendo que es complicado comprarla.
Pegamento de gomaeva, loctite y alguna cosilla mas.

La caja que he conseguido. medidas perfectas.

 Solo tengo que quitarle el cierre y las bisagras. y por desgracia la bonita cenefa.




Podría haberla conservado pero necesitaba que el frente fuera muy resistente y voy a usar la caja al reves. El fondo será el frente.

 Ahora uno la tapa (que ya no tapa) al fondo y lo refuerzo al interior con unos plásticos. Podrían ser cartulina, madera, cartón o papel, el caso es dar un poco de cuerpo y peso a la caja.


 


Luego hay que empezar a recubrir de gomaeva.
Primero el frente con la gomaeva de toalla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego el contorno. 
 Para colgar, por detrás, le he preparado una trasera con las tipicas formitas para los tornillos.
 pero vamos, que cualquier tapa con agujeritos vale. 







 El listoncito de aluminio lo pego con loctite porque necesitaré taladrarlo y no puedo arriesgarme a que empieze a girar sin permiso.

 

Aprovecho para pegar el marco de alrededor y así me aseguro que está bien fijo.

 

Los taladros con cuidadito, que la madera de debajo se troncha. 

El "Marshall"  está cortado con poca paciencia en gomaeva blanca. 


Los conectores hembra tienen una tuerca para fijarlos por delante, pero por si acaso la madera no aguantaba los he reforzado con un par de varillas por dentro de la caja.

Los conectores macho, los abro, les sueldo el trocito de cable y los cierro. se pone la anilla y ya. 


Cierro, limpio, corto rebabillas y Tachan!!!!



 Regalito para mi hermanita, que es la más grande.

 

lunes, 13 de abril de 2015

Bolsón Cerrado

Hola a tod@s.
Como bien ha dicho Marina esto está más desierto que el de Almería.
Al menos allí hay actores que hacen de vaqueros y de indios.

Vamos a poner algunas cositas por aquí.

Este año mi Rey Mago invisible me trajo lo que había pedido. Unos ladrillitos.

Mi idea era hacer una composición para unos de mis bonsais, 
Yo habia visto esto por internet (este no es mio)


Y no había trabajado nunca con ladrillos pequeñitos y alguna vez tenía que ser la primera.
Compré cemento (una cajita pequeña de esas que se usan en pequeños arreglos en bricolaje)
y empecé a probar.

Me preparé unas puertitas a lo Bolsón Cerrado. para en torno a ellas fabricarme unos marcos de ladrillo. 




y como "experiencia es lo que obtienes cuando no consigues lo que quieres" que dijo algún sabio.

Yo he aprendido cosas con este experimento. 
Primero: que trabajar en horizontal no es el método correcto para hacer una construcción de ladrillo. Al levantarlo se ve falso y poco creible.
Segundo:  que el papel albal y el cemento se llevan mal. (la cal de la mezcla disuelve el aluminio y se enguarrina todo)
Tercero: Por mucho que sea para una maqueta hay que cuidar las proporciones del mortero porque se deshace malamente. 

Con esta experiencia a la espalda, continuo con la "obra del Hobbiton" porque total hay que plantar los arbolitos ahora en primavera y ya empieza a hacer calor.

Compré un plato tiesto de 40cm y le hice los taladros de drenaje pertinentes. 8 mas o menos, le habría hecho mas pero mi querido hijo tiene miedo al taladro (¿a quién habrá salido?) y tuve que parar.


Con los alambres para que no se me caigan los arbolitos agarrados al exterior de la bandeja y mezcla de arenas pertinentes, me planteo el transplante.

Estos espinos blancos llevan conmigo ya 5 años. aunque no han crecido mucho por falta de atención, pobrecitos mios.  Pero precisamente por eso los he elegido para tan importante proyecto. porque no van a crecer excesivamente y porque ya han aguantado mis veranos y mis inviernos con suficiente entereza.

Por detras como podeis ver, será simplemente "la colina" que espero que en un par de años se cubra de musgo. 


 y, por delante, mi niña y yo hemos colocado unos escaloncitos y mas adelante colocaremos una valla.
Si al cemento le doy con un pincel con una mezcla de yogur natural y azucar enseguida comenzará a crecerle "verdín" con la humedad y le dará un aspecto mas asentado.


De momento ahí dejo mi proyecto "llave en mano" de la colina de Bolsón Cerrado. a la espera de que se haga habitable. Tengo que ponerle algun tejadillo, la valla, y al menos una silla para sentarme bajo el árbol a leer, escribir alguna aventura o fumar en pipa el tabaco de la Cuaderna del Sur.